5 imprescindibles para una reforma top

13.02.2017

Ultimamente me he encontrado algunos casos de parejas que se plantean comprar una vivienda para reformar en vez de comprar con todo ya hecho. Y yo soy fan de esto, más que nada porque un piso nuevo, por muy nuevo que esté, nunca va a estar a tu gusto 100%, los arquitectos cuando diseñan viviendas plurifamiliares, intentan construir algo a gusto de todos, pero eso es muy difícil.

Piensa que en el mismo bloque puede vivir una pareja joven con hijos, una soltera con su perrito, tres estudiantes erasmus de alquiler, un matrimonio mayor, un par de amigos que deciden compartir piso... y así.. ya sin hablar de tipología de habitantes y de las necesidades que tiene cada grupo, si nos metemos en gustos estamos perdidos. 

Si bien es cierto ahora a todo el mundo le gusta el estilo nórdico, todo blanquito, materiales suaves y que sean muy instagrameables.. pero esto no tiene por qué ser así para todos los que habitan el nuevo edificio. Habrá quienes prefieran el suelo de madera y los habrá que lo quieran de cerámica o baldosas hidráulicas, para gustos, colores y según adobe, hay más de 16 millones de colores. 

En fin, que para hacer la inversión más grande que vas a hacer en tu vida y desperdiciarla en una vivienda que además no se ajusta ni a tus necesidades al 100% ni a tu gusto, lo mejor es comprar para reformar, así te aseguras también de las calidades de los nuevos materiales y de que las instalaciones estén en perfecto estado. Que muchas veces los pisos nuevos dan más problemas que los antiguos!!

1. Dicho todo esto, empiezo con el primer consejo, y no es otro que elegir bien. Antes de comprar nada, hay que buscar y buscar la futura joya. Mira bien en internet, páginas de anuncios de venta de inmuebles, en periódicos, habla con conocidos y familiares y cuéntales lo que andas buscando (siempre hay algún amigo de un amigo que necesita vender la casa de su abuela y seguro que está a precio de risa). Busca también en agencias, muchas personas más mayores que heredan un piso y necesitan venderlo acuden a agencias para agilizar el trabajo y no tener que encargarse de nada ni lidiar con tantos hermanos. 

Una vez visto toooodos y cuando digo todos es todos los pisos de la zona en la que te gustaría vivir, echa un vistazo fuera de ese círculo que te has marcado, a lo mejor te sorprendes y encuentras algo mejor. 

Bien, aquí, una vez teniendo una selección de unos 10 pisos, te diría que contases con la ayuda de un arquitecto o un interiorista para hacer una visita a los inmuebles y que te aconsejen, según tus necesidades, a cual se le puede sacar mayor partido y empezar a descartar hasta quedarte con tres. 

Teniendo una formación técnica, vamos a estar más pendiente de las posibilidades en cuanto distribución de espacios, iluminación, instalaciones del edificio y sobretodo en seguridad, que algunos pisos están demasiado antiguos como para invertir en ellos si no te quieres dejar la vida en pagar la reforma. 

Si no cuentas con esta ayuda ni con la de ninguna empresa de reformas, está todo en tu mano, después no te arrepientas!! Sé que es mi trabajo y que obviamente quiero trabajar, pero si te vas a gastar x dinero en comprar una vivienda, x dinero en hacer una reforma, ¿no merece la pena invertir un pelín mas y dejarte aconsejar por un profesional? Te dará mil soluciones más con ideas nuevas y prácticas y además lidiará con el resto de profesionales, haciendo todo el trabajo mucho más fácil ya que conoce los materiales y marcas comerciales, catálogos de productos..al final se ahorra, te lo digo yo! 

2. Siguiente consejo, piensa en lo primero de todo, la nueva distribución. Para esto es muy importante conocer las necesidades de las personas que van a vivir en esa nueva vivienda en un periodo de tiempo más o menos a medio/largo plazo. Si tienes un bebé y pensado tener otro, no hagas una reforma en la que tengas un súper vestidor y sólo una habitación para los niños, porque después crecen y son adolescentes y querrán tener su intimidad. Y lo quieras o no, 15 años pasan volando. Piensa en tu estilo de vida (sin encadenarte tampoco a él, que un cuarto de juegos y de invitados, puede ser una sala de estudio en unos años y un cuarto de la costura en algunos más) y haz que los espacios además de cumplir su función, puedan ser versátiles

3. Piensa en las instalaciones, una vez definida la nueva distribución, lo siguiente a tener en cuenta son las instalaciones (aunque debería ir de la mano con la distribución por tema de saneamientos y demás, pero tenía que hacer un orden). Lo más importante para el nuevo inquilino, sería la iluminación, ya que en temas de tuberías y demás, serán los profesionales los que tomen casi todas las decisiones. Pero la iluminación es esencial decidirla también antes de empezar a construir nada, ya que un espacio bien organizado es la clave del éxito. Ya no hablo solo de la iluminación ambiental del techo, si no los enchufes, apliques, tomas de televisión y demás. Distribuye en un plano la nueva disposición de mobiliario y qué lámparas vas a querer enchufar para que luego no se llene todo de cables y triples. Lo mismo con los pequeños electrodomésticos, apliques de iluminación directa en cuadros o figuras de arte para resaltarlas, zonas de trabajo, de baño, etc, etc.... Piensa también en el acondicionamiento térmico, ya que te metes en una reforma grande, no cuelgues después splits de aire acondicionado, busca una mejor solución, como calefacción por suelo radiante, radiadores por agua o eléctricos  o sistema de aire acondicionado centralizado con bomba de calor. Lo que sea, pero que guarde una estética y que te ayude a ahorrar.

4. Materiales, casi lo más importante. Ya que de su calidad depende en gran medida la confortabilidad de la vivienda, el acondicionamiento térmico será mucho más rentable si eliges bien. Si decides invertir en buenos materiales y aislamientos, el gasto energético de tu vivienda será bastante reducido y además harás un gran favor al planeta consumiendo menos energía y ahorrando recursos

Invierte en ventanas de pvc con doble o triple cristal, con rotura de puente térmico si son de aluminio, evita a toda costa las de hierro. Al mantener la vivienda completamente aislada, haces que la pérdida de energía en los meses fríos o la entrada de calor en los calurosos sea mínima, por lo que el uso de aire acondicionado o calefacción se reduce muchísimo. Y eso, mes a mes, se nota. 

5. Por último se podría hablar de la parte estética. Del mobiliario. Muchas personas es en lo primero que piensan, en cómo van a decorar su casa, en qué muebles van a poner en la entrada o qué espejo en el baño. Algunos tienen comprados hasta jarrones antes de tener su casa (yo soy un claro ejemplo XD), pero lo más importante, donde se debería invertir más dinero (además de la propia vivienda), debería ser en los materiales y el acondicionamiento térmico. Una vez superado y entendido esto, el mobiliario y objetos de decoración, deberían reflejar TU personalidad y la de los que vayan a vivir en esa casa. Olvida modas y fotos de Pinterest, busca tu inspiración ahí sólo tu inspiración, no copies. Busca colores (para las paredes, si tienes dudas, lo mejor es blanco, ya después puedes hacer cambios). Busca piezas de mobiliario que sean únicas o que las vendan en serie, como quieras, pero que te sientas identificado. No dejes que cuando compres la cocina te digan en la tienda "esto se lleva mucho", "todo el mundo lo compra ahora", no. Busca lo que más te guste a ti. Hazte con un dossier de fotografías de revistas y que hayas visto por ahí y plásmalas en tu nueva casa. 

Adelante, es un proceso largo, a veces duro porque SIEMPRE hay imprevistos, pero muy bonito, es ver la ilusión de tu vida, el sueño de una nueva etapa hecho realidad. No escuches a nadie más que a ti mismo (o a profesionales cuando los contrates), no te dejes convencer por tus vecinas o suegras o madres, en esa casa vas a vivir tú y los tuyos y nadie mas. 

♥  Feliz semana ♥