Bodas de otoño...I say Yes! 

09.11.2016

El valor de los detalles sencillos en una boda de otoño, que puede parecer aburrida, fría, que no pega, que no apetece, pero que, además de ser más económicas que el resto de fechas más concurridas como mayo, junio, julio, agosto y septiembre, las bodas de otoño pueden ser totalmente experiencias muy satisfactorias. Sobretodo para los varones, que no tienen que sudar la gota gorda con las chaquetas de los trajes, los chaqués y las novias, ahora que tanto se llevan los vestidos de manga larga. Las invitadas lo mismo se ponen una tiranta que una capa...tampoco importa mucho. Para las personas mayores quizá tambíen es mejor fecha, el calor insoportable que tenemos ultimamente en verano no es buena opción para mezclarlo con mucho alcohol y además tenemos que sumar que el verano son dos meses, que en las vacaciones ya es muy difícil coincidir con tu pareja o familia, para que se añada una boda a ese único fin de semana libre de viajes, barbacoas, fiestas ibicencas o cumpleaños de tu suegro..

En definitiva, ¿la mejor fecha? primavera y otoño, aunque me decanto más por el otoño... en primavera empezamos a salir más a la calle después del encierro invernal y siempre hay más planes...así que como estamos ahora en pleno otoño, qué mejor fecha para traeros unas imágenes que desde luego van a haceros replantear esta como la mejor fecha para una boda. 

(Escuchar cualquier canción de Bruno Mars de fondo mientras se ven las imágenes...) 

Ahí vamos

Las flores, algo tan importante en una boda como los anillos y los novios XD, en esta época del año, las peonías están de esplendor, es su época, dejando de lado la primavera que está todo florecido, y en verano toooodo seco, en otoño nos encontramos también con una gran variedad en flores y las peonías, desde que fueron la flor preferida de Blair en Gossip Girl, se han puesto realmente de moda. 

La comida en esta época del año se conserva mejor, sobretodo el marisco. Hay un dicho que aconseja comer marisco sólo en los meses que contengan R (es decir, evitar mayo, junio, julio y agosto) y es que no le falta verdad, es la mejor época para comerlos, (os dejo enlace a calendario de pescados y mariscos)

La bebida, sobretodo la cerveza...se mantiene mucho mejor ahora fresquita (obviamente) que en verano, y apetecer, apetece siempre 

La decoración de las mesas se puede resolver muy facilmente con unas piñas y unas velas que en verano quedan muy bonitas, pero dan un calor....

Los viajes, siempre en verano suben precios y los destinos están masificados, sudamos más al patearnos las ciudades, y si tu destino es playa, siempre quedará el caribe y la gran favorita ultimamente, Nueva York, que en esta época empieza a nevarse, con las luces de navidad y con la mitad de turismo. 

Y por último los detalles de los novios a los invitados, he visto literalmente como se derretían unas piruletas que dejaban en los platos para agradecer la asistencia, no queridos, te cases cuando te cases, tienes que pensar en el clima.. Es una muy buena idea regalar unas mantitas, guantes, incluso orejeras a tus invitados si sabes que va a refrescar y así nos olvidamos de los espejitos, los sets de cortauñas y demás que al final acaban en el fondo del cajón. 

Sin mas, espero que os gusten las imágenes que os he mostrado y este otro punto de vista anti-bodas-calurosas XD Saludos!