Una terraza para cambiar de aires

18.05.2016

Ahora que va a empezar el buen tiempo, lo que más apetece es un terraza, un blacón, o un patio interior de 2x2, pero por favor, que sea agradable y cómodo y si hemos invertido tiempo para dejarlo a nuestro gusto mucho mejor! Nos tenemos que olvidar de las sillas de plástico y de las lámparas antimosquitos, de los muebles viejos, de los budas y de los palets así como de las luces de colores, que no estamos en bares de mitad de carretera.. para las lámparas antimosquitos lo mejor es cambiarlas por unas macetas con citronela, albahaca, menta o lavanda. Realmente funcionan. Y para los budas, pensadlo, veis a un asiático con crucifijos y la virgen del Pilar en su patio? Pues eso.

Pero vayamos por partes, lo esencial en una terraza es la sombra, buscar ese pequeño hueco donde no nos abrase el sol es lo primordial a la hora de organizar una terraza. Si tienes la suerte de tener algo sólido sobre la cabeza, enhorabuena, sólo con unas cortinas de loneta blanca podrás tener un paraíso en casa. Si no gozas de sombra, hay que fabricarla, tanto con vegetación natural como con pérgolas o sombrillas. Todo dependerá del presupuesto y del espacio que tengamos.

Lo mejor sin duda es algo construido, pero si no es posible bastará con una pérgola cubierta con brezo o cañizo y alguna planta trepadora. Y aquí muy importante, si crees que las plantas naturales dan trabajo o ensucian mucho, no las pongas, nadie te obliga a tener verde, pero intenta por todos los medios no incluir en tu oasis una planta artificial. El plástico da calor y eso es lo último que queremos en verano mientras nos tomamos un mojito en la terraza. Las plantas artificiales cada vez están mas consenguidas, parecen totalmente reales, pero por favor, es un quiero y no puedo. Es un quiero poner plantas pero no quiero limpiar/regar. Pues no las pongas, no pongas plantas de mentira, tan sencillo como eso, se cargan los espacios. Y mejor no hablemos del césped artificial, lo peor de lo peor por muy conseguido que esté. Hay muchas soluciones en revestimientos para exterior si no quieres/puedes poner césped natural en casa.

Otro punto importante, el material de la pérgola, si es de obra, mas que mejor, pero si no llega el presupuesto o el espacio es reducido, lo mejor es, aquí si, algo artificial. Vamos a olvidarnos de elementos naturales como la madera por la sencilla razón de que son eso, materiales naturales, y como todo en la naturaleza que está expuesto al clima, se estropea, se pudre y las polillas se lo comen, da igual el tratamiento que tenga, el barniz o la súper pintura. Si quieres que algo dure en el exterior, que sea artificial. Lo mejor..? Se podría decir, que para no caer de nuevo en el quiero y no puedo (quiero poner madera pero se pudre, voy a ponerla sintética - aunque se note) Lo mejor es algo de aluminio, bien sujeto a una base sólida y pintado a nuestro gusto. El hierro o la forja también son muy válidos, pero habría que tener en cuenta el óxido y añadir una pintura anticorrosiva. Cada cual, a su gusto.

Una vez aclarado lo importante, la sombra, vamos a su antítesis y pensar en la iluminación, porque normalmente pensamos en la terraza para disfrutarla de día, con sol, pero cuando llega el verano, lo que realmente apetece es la noche fresca y una luz suave ambiental, como decía antes, mejor olvidarnos de los colores, o solo dejarlos para algún momento o sitio concreto, solo para decorar y no para iluminar. Lo mejor para una terraza es una luz indirecta, a lo mejor escondida entre macetas o mobiliario y que solo alumbre lo necesario, aunque si tenemos zona de comedor en la terraza, ahí si que deberíamos añadir iluminación suficiente como para comer o cenar. Evitaremos las lámparas colgantes si puede hacer viento y lo propio será quizá una lámpara de pie que podamos mover o quitar durante el invierno.

Lo siguiente en pensar es dónde o como guardar todo en invierno, cuando no se utilice, porque llega este tiempo de quitarnos el chaquetón, nos liamos a comprar cojines, cortinas y velitas y llega el otoño, empieza a llover y se estropea y apulgara todo para el siguiente verano. Aquí lo mismo que con todo, dependerá del espacio y del presupuesto, lo mejor es una caseta de obra, garaje o trastero para guardarlo todo. Que no? Pues una buena funda de plástico para que no se estropee nada, o comprar menos, no hace falta tener la terraza como un expositor de Leroy Merlín (y mira que son feos). Para los textiles, lo mejor es guardarlos dentro de casa, una vez que finalice la temporada estival, todo lavado y en bolsas de tela a un altillo sin humedad, así te durarán años.

Una vez pensado todo lo esencial, vamos a amueblar nuestras vacaciones. Lo mas adecuado es pensar primero su uso, muebles de comedor, para el relax, para tomar el sol.. qué vamos a hacer en la terraza? cuáles son nuestras costumbres? Tenemos barbacoa? Si nos gusta cenar con los amigos, obviamente, incluiremos una mesa con las sillas necesarias y si lo que queremos es dormir las siestas entre sol y sombra, pondremos un buen sofá, hamaca o tumbona. Pensemos antes de comprar el kit en oferta de muebles de jardin de Carrefour.

El estilo y la decoración ya dependerá del gusto de cada uno y de cómo tenga el resto de la casa amueblada. Si tenemos determinados colores que predominan en toda la casa, vamos a seguir con la concordancia también fuera. O buscar un elemento ya presente en la vivienda para que nos sirva de inspiración, por ejemplo, si nuestra fachada es blanca y tenemos rejas en verde, podríamos poner el mobiliario en madera o mimbre o ratán (y aquí lo mismo, natural por favor! nada de sintéticos o artificiales), podríamos poner los cojines blancos, algunos en verde para decorar, o una alfombra con algún motivo en verde, o cualquier elemento decorativo. Siempre es mejor tener una base de mobiliario neutro (colores y materiales) y añadir el color y las texturas en elementos de decoración, sobretodo en textiles que si nos cansamos, es más fácil de cambiar o sustituir. Los estampados en cualquier color son siempre un acierto.

Para la decoración, además de las manidas velas, que ya están demasiado vistas, poremos optar por elementos poco convencionales en exteriores como alfombras, espejos, percheros.. Lo ideal son las macetas, muchas macetas con flores y plantas de exterior, de distintos tamaños, que aportan colores y olores, frescor y relajación. Lo perfecto es usar para todas las macetas el mismo tipo de macetero, o por lo menos del mismo color o material, porque ya que cada planta es distinta, por lo menos que tengan algo de concordancia entre todas. Si cada macetero es diferente, al final llama más la atención el macetero que la planta.

Dicho todo esto, espero disfrutéis de vuestas bonitas y pensadas terrazas con muy buena compañía, que es lo importante.

¿Qué os parecen estos muebles y decoración de MAISON DU MONDE para un exterior natural?