Un baño para compartir

16.11.2016

El blanco y el negro siempre se han llevado genial, pero si ya unimos al dorado, la mezcla es explosiva! 

En esta ocasión armonizamos un baño compartido para que los dos tengan su propio espacio y es que a veces, la convivencia es algo difícil, pasamos de vivir solos e independientes o con nuestra familia a vivir con nuestra pareja, en ambos casos con nuestras manías y costumbres, nuestra forma de organizarnos y nuestras espectativas, porque sí, nos creemos que cuando vivimos en pareja todo nuestro entorno y toda nuestra vida se convierte en un tablero de Pinterest y no es así amigos, no es así. 

Debemos entender que al igual que nosotros necesitamos nuestro espacio, nuestra pareja también, y no vale decir que porque las mujeres tengamos más cremas necesitamos más espacio, no. Por un lado, hay que reducir la cantidad de potingues que no usamos, tirar todo lo que no utilicemos desde hace mas de dos meses, (las muestras también caducan) y aprender a convivir con lo mínimo porque ahora querida, el espacio se debe reducir a la mitad. Y es mejor que vayamos haciéndonos a la idea, cuanto antes, mejor. 

Una idea muy práctica es tener dos muebles de almacenamiento exactamente iguales, uno para cada uno y que ahí podáis tener desde la plancha del pelo hasta la maquinilla de recortar la barba. Cualquier cosa personal que necesitemos deberá estar ahí. Y después tener en el baño o en algún otro espacio de la vivienda, almacenados el resto de productos que necesitan ambos como gel, champú, papel higiénico, pañuelos, toallitas, etc..

Si la vivienda tiene dimensiones reducidas y resulta complicado el almacenaje, don´t worry, echa un vistazo al catálogo de Ikea, mira los armarios de suelo a techo para baños y si los ves algo caros, mira en la sección de cocina, son algo más económicos y tienen más profundidad. Ayuda mucho si los cuelgas muy altos, cuanto más mejor, y que sean de color blanco o un color lo más parecido posible al que tengas en las paredes, pasan más desapercibidos porque no llaman la atención a la vista y el espacio no se verá agobiado. Otra opción es que tengan la puerta de espejo, aumentará la sensación de espacio y parecerá que tienes el baño del catálogo de Porcelanosa.

Por otro lado, lo ideal también es tener en las paredes y suelo del baño colores que no llamen demasiado la atención. Se ha puesto muy de moda usar varios colores para revestir las paredes y esto ocasiona, en la mayoría de las ocasiones, que el baño reduzca visualmente su dimensión. 

Lo explico mejor. 

Si tenemos en el baño el mismo color en todas las paredes de suelo a techo y sin cenefas, al entrar, pasa desapercibido, nuestro cerebro no tiene que "pensarlo", que procesarlo y al no distinguir límites visuales, hace que parezca infinito, que sea bastante más grande de lo que es. 

Si por el contrario, tenemos de suelo a mitad un color, después una cenefa con colorines y después otro color, nuestro cerebro al verlo, primero delimita el espacio con la cenefa porque rodea todo el perímetro, ya sólo con eso, hemos reducido nuestro espacio visualmente y por otro lado, al tener dos colores en las paredes, el que sea más oscuro o llamativo, va a delimitar la altura del baño. Si abajo tenemos un azul, después cenefa y después un celeste (algo muy normal en un baño), la altura que tenga esa parte en azul más oscura, va a ser la primera que procese nuestra cabecita como altura total, por lo que siempre empequeñece el baño usar varios colores o tonos.

Este efecto también puede usarse al contrario, si tenemos un baño enorme y lo que queremos es no perdernos en él, lo que tendremos que hacer es usar varios colores en los revestimientos, cenefas, etc.. Lo que no funciona para algunos baños, va genial en otros! 

Dicho ese apunte sobre tamaños y su percepción visual, entramos en esta decoración que podemos encontrar en H&M Home, donde hemos elegido colores muy sobrios y elegantes (el negro es el color elegante por excelencia), que atraen por igual tanto a hombres como a mujeres y al ser un color neutro combina con prácticamente cualquier cosa.